La naturaleza no perdona a quien no la respeta

Publicado el 16-09-2010 en Medio Ambiente, Medio Ambiente, Naturaleza Misionera

Publicado el 09 de Septiembre de 2010, en Primera Edición.
y el 11 de septiembre de 2010 en El Paranaense

Por Héctor Horacio Dalmau (*) –  Diputado Nacional ( M.C).

Señora Presidente

Cuando hace casi cinco décadas los máximos representantes de cuatro gobiernos fácticos, de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, acordaron planificar el escalonamiento de los ríos Paraná y Uruguay, para hacerlos totalmente navegables, jamás pensaron de que en las décadas siguientes estallaría la “Fiebre de la Soja” y el escenario de la alta Cuenca del Plata y del Sur de la Cuenca del Amazonas, cambiaría tanto y tan desfavorablemente y que de aquellas selvas, que hacían que llueva tanto no quedaría nada .

Esta planificación sin dudas en aquellos tiempos concordaba con la cantidad de precipitaciones promedio que existían por entonces, en la región donde nacen los grandes ríos cuencaplatinos que son los que aportan caudales al Río de la Plata.

Por desgracia, afiebrados por las ganancias que otorga la soja, las selvas fueron taladas casi totalmente en los ocho estados brasileños y  en gran parte del Paraguay, y así es como hoy de aquellos hasta más de cuatro mil milímetros de precipitaciones anuales que alimentaban a todos los ríos, en estos tiempos sólo se registra entre en 35 y 40% de las mismas, afectando severamente al esquema hídrico que ya ha presentado bajantes inusitadas, que hasta han secado las Cataratas del Iguazú, y como es sabido cada gota que falta en los colectores y sus tributarios se siente en el río descubierto por J, D. de Solís.

Cuando las ambiciones humanas rompen los equilibrios de la naturaleza, se producen siempre mutaciones graves y hasta irreversibles, como ocurriera con el Mar Aral, en la actual Kazajstán, el cual por la construcción de represas en los ríos que le proveían caudales, se ha secado totalmente.

Leer Más →